Jen y Deb reconstruyeron su vida juntas tras pasar por períodos difíciles en lo financiero y mudarse a un nuevo estado. Sus sueños empresariales están ayudando a sostener un nuevo sueño: ganar el sustento para su familia. Nosotros nos asociamos con One Fat Frog para ayudar a Jen y a Deb a comprar su remolque de comida con nuestros préstamos de pequeños negocios.

Nuestros clientes nos inspiran todos los días. Nosotros queramos compartir regularmente las historias para inspirarle también.

Jen y Deb reconstruyeron su vida juntas tras pasar por períodos difíciles en lo financiero y mudarse a un nuevo estado. Sus sueños empresariales están ayudando a sostener un nuevo sueño: ganar el sustento para su familia. Nosotros nos asociamos con One Fat Frog para ayudar a Jen y a Deb a comprar su remolque de comida con nuestros préstamos de pequeños negocios.

Partiendo de nuevo juntas

Jen Blake y Deb Richard comienzo Nana Nif’s Home Cooking en Bradenton, Fla., en enero de 2018. Ellas reconstruyeron su vida juntas en Florida luego de que el empleo de Deb fuera transferido de Massachusetts a Florida, y Jen se acogiera a retiro temprano debido a una discapacidad física. Los contactos familiares las llevaron hasta la costa del Atlántico.

Jen tuvo que abandonar su empleo como maestra de Biología de secundaria cuando quedó discapacitada. “Perdimos mi ingreso,” dijo ella. “Constituyó una pérdida financiera sustancial. Mis padres viven en Bradenton y ellos estaban necesitando cada vez más ayuda física.”

Jen necesitaba una manera de contribuir al sustento de su familia: cuatro generaciones todas viviendo en la misma casa, incluida la hija de Jen y Deb y sus dos nietos pequeños.

“Solo puedo trabajar por dos o tres horas a la vez, y luego tengo que descansar,” dijo Jen. “Siempre he sido buena para cocinar. En feriados y fiestas, siempre me piden que cocine. Ya era un pasatiempo antes de quedar discapacitada.”

Todas las señales apuntaban a un negocio basado en comida, pero sus sueños de emprendedoras casi no logran concretarse. La familia enfrentó dificultades financieras antes de que salieran de Nueva Inglaterra, lo que derivó en que Deb se declarara en quiebra y tuvieran que vender su casa por menos de su valor comercial. En su nueva ciudad, probaron hacer algo mejor con Deb trabajando de tiempo completo de nuevo y algunos activos que pudieron poner para iniciar su nuevo negocio propio.

Reconstruyendo para el futuro

Jen y Deb se contactaron con One Fat Frog, el fabricante de vehículos de comida basado en Florida, en enero de 2018. “A medida que avanzaba la construcción del remolque de comida, el proyecto fue creciendo y nuestros fondos se agotaron,” dijo Deb. “Sacamos dinero de otros lados, como de mi fondo para retiro. Al final, nos faltaban $16.000. No sabíamos qué hacer. Como me había declarado en quiebra, ningún banco nos daría crédito.”

Como uno de nuestros socios en fabricación de vehículos de comida, One Fat Frog conectó a Jen y a Deb con nosotros. Nuestro oficial de préstamos Gerardo Campos trabajó con ellas para entender qué tenían Jen y Deb para ofrecer más allá de sus capacidades financieras.

“Nosotras completamos nuestro compromiso con el Capítulo 11 de Quiebra,” explicó Jen. “Repagamos lo que estuvo a nuestro alcance.”

“Gerardo nos explicó claramente qué necesitábamos para obtener el préstamo,” dijo Deb. “Él trabajó con lo que nosotras podíamos hacer.”

Nana Nif's Serving it Up

Nana Nif’s trae un sabor de Nueva Inglaterra a Florida a través de la cocina casera de Jen (Foto cortesía de Jack Edwards)

Gerardo aprobó un préstamo por $16,000 en abril de 2018 para ayudar a completar la compra del remolque de comida. Ahora que Nana Nif’s Home Cooking marcha oficialmente sobre ruedas, la gente de Bradenton se están enamorando de la comida especial casera de Nueva Inglaterra como los macarrones con queso y langosta, los rollitos de pizza fritos y los sándwiches de carne de vacuno asada.

El nuevo negocio de Jen y Deb es por la familia y para la familia. El ingreso marca una enorme diferencia en su hogar y todos los miembros cooperan trabajando en el remolque de comidas. Ellas están trabajando para pagar su préstamo y después invertir en un local físico para el restaurante que funcionará como centro de coordinación de una eventual flota de camiones de comida.

Estamos orgullosos de apoyar a mujeres emprendedoras y esforzadas como Jen y Deb, y es un honor para nosotros poder ayudarlas a tener una mejor vida para su familia a través del emprendimiento.

Nosotros esperamos que este historia ha usted inspirado también. Opportunity Fund ofrece préstamos para pequeñas empresas faciles-de-obtener, rápidos y accesibles para ayudar a los dueños tener éxito. Visítenos en línea para aprender más.


Los préstamos están sujetos a revisión de crédito. Es posible que se requiera documentación adicional para la aprobación del crédito. Somos un prestamista con igualdad de oportunidades. Los préstamos se realizarán u organizarán de conformidad con la Licencia de prestamistas de finanzas del Departamento de Corporaciones de California #6050609.

Opportunity Fund está abordando la desigualdad económica para que el trabajo arduo y la perseverancia signifiquen una oportunidad para salir adelante, no solo para salir adelante. Nuestros programas cuentan con el respaldo de una comunidad de donantes e inversores cuyas contribuciones ayudan a financiar pequeñas empresas, apoyar a estudiantes universitarios y construir familias más fuertes y vecindarios vibrantes. Desde 1994, el equipo ha desplegado $600 millones y ayudado a 20,000 familias a ganar, ahorrar e invertir en su propio futuro. Opportunity Fund obtuvo una calificación de 4 estrellas de Charity Navigator, el evaluador de caridad independiente más grande de Estados Unidos, por nuestro compromiso con la responsabilidad y la transparencia.

Siguenos en Facebook y Twitter

Opportunity Fund. Capital de trabajo para gente trabajadora. opportunityfund.org